Contaminacion de los buques por emisiones a la atmosfera

La OMI ya trabaja en el cuarto estudio sobre la emisiones GEI del transporte marítimo.

El Consejo Marítimo Internacional y del Báltico (BIMCO) ha propuesto no incluir las proyecciones mas extremas de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) en la elaboración da la cuarta edición del Estudio sobre Gases de Efecto Invernadero (GEI) de la Organización Marítima Internacional (OMI).

Dichas proyecciones se utilizan para determinar los distintos escenarios de emisiones GEI del transporte marítimo. Según argumentan desde BIMCO, en una actualización de la edición de 2014 del mencionado estudio, elaborada por la consultora CE Delft con la colaboración del consejo del Báltico, las proyecciones mas extremas a corto y medio plazo se desviaban notablemente de las previsiones de la OCDE.

De hecho, dicha actualización destacaba que, incluso en el escenario más realista, el transporte marítimo no alcanzaría el objetivo de una reducción de las emisiones para 2050 del 50% respecto a 2008. Solo lograría una reducción del 20%.

Para Lars Robert Pedersen, Secretario General Adjunto de BIMCO es “imperativo que las discusiones se basen en proyecciones creíbles y realistas”. De otra manera, “se corre el riesgo de tomar decisiones equivocadas”.

Las proyecciones menores de crecimiento de la demanda de transporte han sido respaldadas recientemente por otros dos estudios: «Energy Transition Outlook 2018: Maritime Forecast to 2050» de la sociedad de clasificación DNV GL y «Transport 2040 – Automatización, tecnología y empleo – El futuro del trabajo» de la World Maritime University.

Ambos desvinculan la correlación entre el crecimiento del PIB y la demanda de transporte después de 2030, y ambos estudios llegan a proyecciones muy por debajo de los cálculos actualizados del tercer estudio GEI.