Ciberseguridad en los buques

La cláusula ha sido diseñada para su utilización en diferentes tipos de contrato.

El Consejo Marítimo Internacional y del Báltico, Bimco, está trabajando en una nueva cláusula para los contratos de transporte marítimo, relacionada con los riesgos e incidentes vinculados a la ciberseguridad que pueden afectar a la capacidad de una de las partes para cumplir con sus obligaciones.

Se prevé que esté lista para mayo de 2019. En su desarrollo está ya centrado un pequeño equipo encabezado por la directora de la naviera Klaveness en Oslo, Inga Froysa, en el que también participa Navig8, el Club P&I de Reino Unido y HFW.

Mediante este cambio, se exigirá a las partes aportar planes y procedimientos para la protección de sus sistemas y datos informáticos, y ser capaces de responder rápida y eficientemente a cualquier incidente de esta clase.

Resulta fundamental poder mitigar los efectos de una brecha en la seguridad, por lo que de esta manera la parte afectada estará obligada a notificar lo sucedido a la otra de inmediato. Esto permitirá la puesta en marcha de las medidas necesarias por parte de ambas.

La cláusula ha sido diseñada para su utilización en diferentes tipos de contrato y puede cubrir los acuerdos con cualquier proveedor de servicios, como los intermediarios del transporte marítimo.

La responsabilidad de una parte respecto a la otra en cuanto a las reclamaciones interpuestas se definirá durante las negociaciones, aunque de no especificarse una cantidad, ascenderá a 100.000 dólares (87.622 euros).

Con la introducción de este nuevo punto en los contratos, aumentará la conciencia en el sector de los posibles riesgos existentes para propietarios, fletadores e intermediarios, y se garantizará la existencia de procedimientos y sistemas adecuados para minimizar las posibilidades de que ocurran este tipo de incidentes, o en su caso, las consecuencias.