La nave logistica perfecta

El mayor gestor de fondos de inversión del mundo está decidido a entrar también en este segmento del mercado inmobiliario español, con una operación que está a punto de concretarse en torno a 50 millones de euros, aunque es un proceso abierto en el que han ofertado otros cinco candidatos.

La operación de Blackstone está articulada a través de LogiCor, el operador de centros logísticos creado en 2012 por el brazo inmobiliario de la gestora para articular sus activos de este segmento en Europa.

Desde entonces, la compañía está implicada en una carrera de compras a lo largo de todo el continente para consolidarse como un operador global de primera línea, lo que le convierte en principal favorito para la venta de esta cartera de activos.

Siguiendo el modelo americano de IndCor

En menos de un año, Blackstone ha constituido toda una infraestructura en torno a Mo Barzegar, presidente y consejero delegado de LogiCor, que procede de AMB Property Corporation, otra gestora inmobiliaria en la que, como máximo responsable, consolidó una cartera de centros logísticos de 1,3 millones de m2 repartida en doce países, con un valor de mercado de 1.300 millones de euros.

AMB Property Corporation se fusionó con Prologis en febrero de 2011, creando con ello uno de los principales grupos propietarios, operadores y desarrolladores de bienes inmuebles a nivel global.

Ahora, se trataría de replicar con LogiCor el modelo llevado a cabo con IndCor, su equivalente en el mercado de EEUU, donde la gestora maneja una cartera de 8 millones de metros cuadrados repartidos en 40 centros logísticos, a lo largo de 23 estados diferentes.

Siguiendo ese patrón, la plataforma europea ha comprado en los últimos doces meses activos en Reino Unido, Francia y Polonia, hasta aglutinar ya 2,5 millones de metros cuadrados, a los que ha sumado otro lote de  activos adquiridos el mes pasado en Holanda.

Una pieza más en el puzzle europeo

El nuevo responsable ha reconocido recientemente que entre sus próximos objetivos están mercados como Alemania, Bélgica, Italia o España.

Al calor de este apetito inversor, AXA Real Estate ha decidido rotar parte de su antigua cartera inmobiliaria en nuestro país. La operación en curso afecta a dos centros ubicados en Madrid y otro en Barcelona, que forman parte de los 600.000 m2 que tenía en propiedad la firma francesa a finales de 2012, de los que un 38% corresponden al segmento logístico.

España representa una pieza más dentro del puzzle europeo. «Hay una oportunidad de crear un operador paneuropeo que ofrezca soluciones logísticas modernas«, ha explicado Barzegar.

A sus planes estratégicos, Blackstone suma su abrumadora capacidad financiera. «Gracias a nuestro acceso a capital, podemos comprar todo en efectivo y buscar luego financiación. A partir de 100 millones de euros somos muy competitivos. Nos movemos y ejecutamos con rapidez«.

Aunque suene arrogante, la firma estadounidense sabe que es favorita indiscutible.