Bodeboca, una plataforma española para la venta on-line de vino, ha comenzado a colaborar con Koiki, un modelo de entregas a domicilio que integra a personas con discapacidad. Identificados con camisetas verdes, los ‘koikis’ se encargarán de recepcionar pedidos en los centros concertados y los entregarán a pie o en bicicleta, cuando el cliente lo necesite.

Actualmente, Bodeboca ofrece a sus clientes cinco opciones diferentes para la entrega de sus compras. El servicio de entrega estándar con tres partners logísticos; un servicio de entrega en punto de recogida en comercios de barrio tales como quioscos, papelerías, floristerías, etc, en el que se entrega el pedido y el cliente recoge cuando quiere y finalmente la recién estrenada entrega ‘ecosocial’ de Koiki.

Entregas flexibles y sostenibles

Los clientes de Bodeboca que elijan la entrega ‘ecosocial’ a la hora de hacer sus pedidos podrán decidir el momento exacto en el que quieren recibir el envío en su domicilio. En cuanto su pedido llega al centro concertado, los repartidores de Koiki le enviarán un e-mail o le llamarán por teléfono para fijar los detalles de la entrega.

La entrega final del pedido la realizarán personas cercanas al cliente, de su pueblo o barrio y lo hacen sin contaminar, andando o en bicicleta. Por cada envío recibido a través de Koiki se estima que los usuarios pueden ahorrar la emisión de medio kg de CO2, ya que evitan que las furgonetas de reparto tengan que entrar en las zonas con más tráfico de la ciudad para realizar pequeñas entregas.

De momento, las entregas a través del servicio Koiki estarán disponibles para las ciudades de Madrid, Barcelona, Gerona, Guipúzcoa y aparecerá indicado como opción elegible cuando el domicilio determinado por el cliente se encuentre en un radio de proximidad de alguno de los centros Koiki concertados en estas ciudades.