Boeing 787 Dreamliner de IAG Cargo

Estas cifras de récord suponen un incentivo para el fabricante, que pretende seguir innovando para lograr aviones con un consumo de combustible más eficiente.

Por sexto año consecutivo, Boeing ha sido el fabricante que más aviones comerciales ha entregado, con un total de 763 a lo largo de 2017, principalmente del modelo 737 y del 787.

En cuanto a la producción del 737, ha llegado a las 47 aeronaves al mes durante el último año. También ha comenzado a entregar el nuevo modelo 737 Max, lo que supone 529 aviones de este modelo a lo largo de 2017, de los cuales 74 pertenecen a la variedad Max.

Por su parte, la producción del 787 Dreamliner se ha mantenido en niveles muy elevados, con 136 entregas. Estas cifras de récord suponen un incentivo para el fabricante, que pretende seguir innovando en la construcción para lograr aviones con un consumo de combustible más eficiente, que satisfagan las necesidades de los clientes de todo el mundo.

Además, ha recibido 912 pedidos por parte de 71 clientes, valorados en 134.800 millones de dólares (113.058 millones de euros) lo que refleja un fuerte crecimiento de la demanda. La cartera de pedidos de Boeing se ha situado a finales de año en los 5.864 aviones, lo que equivale a siete años de producción.

Los pedidos del 787 han llegado a las 100 unidades a lo largo de 2017, mientras que la gama 777 acumula 60 y el modelo 737, un total de 865. Algunos de los hitos más destacados del fabricante a lo largo del año incluyen los primeros vuelos del 737 Max 9 y del 787-10 Dreamliner, así como el inicio de la producción del 737 Max 7 y el nuevo 777X.