BPW ha desarrollado una nueva generación de sus ejes de dirección para vehículos pesados de nueve toneladas Airlight II.

El fabricante alemán ha conseguido reducir el peso de estos componentes en hasta 60 kilogramos gracias a la tecnología láser utilizada en el montaje de sus componentes y a los módulos inteligentes, con lo que, además, ahora cubre una gama aún más amplia de aplicaciones, tanto en carretera, como fuera de la vía.

Así mismo, la marca ha utilizado la técnica de los gemelos digitales para adaptar el equipo a cada uso concreto, a través de complejas simulaciones que le permiten testar su resistencia y capacidades para mejorar el rendimiento, al tiempo que se facilita su adaptación a las necesidades de cada caso.

De igual manera, el fabricante alemán ha introducido en su gama Airlight II el uso de abrazaderas similares a las que ya se utilizan en volquete, cisternas o también para transportes especiales, lo que le confiere una gran robustez.

Por otra parte, la marca también ofrece dos opciones de diseño de los ejes, una de ellas en aluminio, para utilización en transportes por carretera en los que la carga útil es fundamental, y que permite rebajar el paso de los componentes por debajo de los 370 kilogramos.