El Consejo Administrativo de Defensa Económica de Brasil ha aprobado la operación de compra de la Compañía Sud Americana de Vapores, CSAV, por Hapag-Lloyd, lo que convertiría a la naviera alemana en la mayor cuarta empresa de transporte marítimo de contenedores del mundo

En abril, ambas navieras firmaron un acuerdo vinculante por el que se comprometían a fusionar sus negocios de carga, un acuerdo que actualmente está sujeto a la aprobación por parte de las autoridades reguladoras de competencia.

Hasta el momento, ya han dado su visto bueno EE.UU., la Unión Europea y Chile, entre otros, aunque aún está pendiente la aprobación de más países.

Con la transacción, Hapag-Lloyd se convertiría en la cuarta empresa de transporte de contenedores más grande del mundo, con alrededor de 200 buques, un volumen anual de 7,5 millones de TEU y un volumen de negocios combinado de aproximadamente 9 mil millones de euros.