planta de Bridgestone en Burgos

Bridgestone prevé que las inversiones permitirán aumentar su producción un 20%.

Bridgestone ha anunciado esta semana un importante plan de inversiones de casi 270 millones de euros durante cinco años para mejorar las instalaciones y aumentar la capacidad de producción de sus tres plantas europeas.

En concreto, el fabricante de neumáticos tiene previsto emplear 266 millones de euros para aumentar la producción de sus plantas de Burgos, así como de las localidades polacas de Poznan y Stargard, con el fin de responder con agilidad al incremento de la demanda que reflejan sus previsiones de crecimiento para los próximos años, atender al lanzamiento de nuevos productos y mejorar la atención al cliente.

De esos 266 millones de euros, un total de 70 millones irán destinados a aumentar los volúmenes de la factoría castellana de Bridgestone, así como a optimizar sus líneas de producción, merced a la incorporación de nuevas tecnologías.

En este sentido, el fabricante de neumáticos tiene previsto incorporar en sus factorías vehículos autónomos y maquinaria de alta capacidad, con el fin de aumentar los volúmenes de producción de las tres plantas europeas en hasta un 20%.

El plan de inversiones, que se habrá completado en 2022, según las previsiones de la empresa, supondrá un mayor acercamiento del fabricante a su red de distribuidores y, al tiempo, le permitirá reducir el impacto medioambiental de su actividad.