La Feria de Vehículos Comerciales IAA 2016, que se está celebrando en Hannover (Alemania), ha sido el escenario escogido por Bridgestone para la presentación de Tirematics, su nuevo sistema de monitorización de la presión de los neumáticos.

Esta solución de flotas utiliza sensores para monitorizar, transmitir y analizar ciertos datos a tiempo real, tales como la presión y la temperatura de los neumáticos de camiones y autobuses.

Asimismo, ofrece valor añadido a los gestores de flotas, aportando un enfoque proactivo sobre el mantenimiento de los neumáticos, y ayudándoles a reducir el tiempo de parada del vehículo y los problemas en la carretera, optimizando la vida útil del neumático y el consumo de combustible.

Para su desarrollo, el fabricante ha utilizado el sistema de monitorización de la presión TPMS, que puso en marcha en 2013, y funciona través de un sistema de sensores en la puerta de entrada de las sedes de las flotas.

Cada vez que un vehículo pasa a través de la puerta, las válvulas situadas en los neumáticos envían información sobre la presión a través de la red GSM al servidor de información. De esta manera, la presión es evaluada en tiempo real y si se encuentra fuera de los límites predefinidos, se genera un mensaje de correo electrónico para que se tomen medidas.

Además, se está probando actualmente un sistema que proporciona información relevante sobre el vehículo de forma continua, y no sólo cuando se detecta un problema. Este sistema de procesamiento de datos avanzado permite reacciones más rápidas ante problemas de presión, informando a las flotas y al servicio de reparación si un neumático disminuye su presión.

Eficiencia de costes para las flotas

Las alertas proactivas y los informes de mantenimiento regular permiten, tanto a la flota como al proveedor, mantener los vehículos funcionando de forma eficiente, llegando a reducirse el 75% de las averías relacionadas con los neumáticos en carretera, y obteniendo un ahorro del 0,5% en el consumo de combustible debido a la mejora en el mantenimiento.

Tirematics también supone ahorros significativos en el coste de mantenimiento, ya que el control del estado de los neumáticos con un sistema remoto y la información que proporciona, evita la necesidad de comprobar la presión de forma manual.

Un mantenimiento más eficiente permitirá a su vez, aumentar la durabilidad, reduciendo el número de neumáticos desechados de forma prematura y la cantidad total utilizada. Por otro lado, los operadores de flotas conseguirán una mayor reducción de costes gracias a que sus operaciones serán más eficientes.