El operador Brittany Ferries y la empresa semipública Somanor han confirmado la cancelación del contrato con el astillero alemán Flensburger Schiffbau-Gesellschaft, FSG, para la construcción del buque Honfleur, propulsado por Gas Natural Licuado.

La embarcación, cuya construcción se inició en 2017, debía entrar en servicio en el mes de junio de 2019, pero su entrega tuvo que aplazarse por los continuos problemas financieros del astillero. Posteriormente, se informó de que comenzaría a operar en 2020 entre Portsmouth y la ciudad francesa de Caen.

Sin embargo, el cambio del accionista principal en septiembre de 2019, con la llegad de Lars Windhorst y el Grupo Tennor, no ha sido suficiente para recuperar la senda del crecimiento y la competitividad.

Desde el mes de mayo de 2020, el astillero, que se había declarado insolvente, se encuentra bajo la protección del Tribunal de Comercio. Por ello, tras las pertinentes reuniones con sus gestores y acreedores, Brittany Ferries y Somanor han confirmado que han perdido la confianza en FSG para completar el encargo en un tiempo razonable.

De momento, no se ha dado a conocer el astillero que se ocupará a partir de ahora de la construcción del buque, que contaba con financiación del Banco Europeo de Inversiones.