El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha agradecido la apuesta de Brittany Ferries por la región en la presentación del nuevo barco con el que la compañía cubrirá la línea entre los puertos de Santander y Portsmouth dos veces por semana.

Con 215 metros de eslora y 40.000 toneladas de peso, el buque Galicia tiene capacidad para transportar hasta 1.000 pasajeros y 600 vehículos. En total, cuenta con tres kilómetros de garaje, en los que se pueden cargar más de 100 camiones.

La puesta de largo del buque ha tenido lugar en la remodelada Estación Marítima de Santander, desde la que Revilla ha destacado el esfuerzo que se está haciendo para facilitar las cosas a la naviera y se ha referido, concretamente, a la futura construcción del muelle que acogerá la terminal de ferries.

Coincidiendo con la presentación de la nueva embarcación, el consejero delegado de la naviera, Christophe Mathieu recibió el II Premio Industria Azul de parte del Clúster Marítimo de Cantabria, como reconocimiento a su determinación a la hora de escoger Santander como base de operaciones.

Renovación de flota

El Galicia es el primero de los tres nuevos barcos que botará el operador en los próximos años en el marco de su programa de renovación de flota. Construido en el astillero de Weihai, en China, es uno de los más grandes de la historia de la compañía.

Destaca por su excelente navegabilidad en cualquier condición climática y por una huella de emisiones significativamente menor en comparación con otros buques de tamaño similar.

En cuanto al Salamanca y el Santoña, que serán los próximos en unirse a la flota, utilizarán GNL, lo que supondrá una reducción del 46% de las emisiones de CO2 por pasajero en las rutas entre Reino Unido y España.