El puerto de Gijón está apurando las negociaciones con Brittany Ferries para volver a poner en marcha la Autopista del Mar Gijón-Nantes, que LD Lines dejó de operar en septiembre de 2014, línea en la que también estaría interesada otra compañía española, según recoge La Nueva España.

Actualmente, una de las cuestiones que dificultan que otra naviera opere esta ruta es la actitud mostrada desde LD Lines, criticada durante los últimos meses desde diversos sectores, ya que no renuncian formalmente al servicio a pesar de no explotarlo actualmente. De hecho el plazo en el que la naviera tenía que tomar una decisión al respecto, se ha prorrogado hasta el día 18 de marzo.

Así, después de que otras compañías rechazasen hacerse cargo de la línea, como es el caso de Grimaldi, actualmente centrada en el fortalecimiento de los servicios ro-ro que presta en el Mediterráneo, la principal alternativa que maneja el puerto de Gijón es la de adjudicarla a Brittany Ferries.

De hecho, la Autoridad Portuaria de Gijón ha mantenido este martes 10 de marzo una reunión con la naviera francesa para intentar restablecer lo antes posible la línea, que ha sido calificada de positiva por fuentes portuarias, las cuales se mostraron optimistas aunque no se han avanzado detalles concretos del encuentro.

Entre las mejores bazas de la naviera se encuentra el hecho de que lleva años operando en el norte peninsular, en servicios similares al de la Autopista del Mar Gijón-Nantes, realizando cuatro salidas semanales desde Santander con destino Portsmouth y Plymouth, Reino Unido, y rotaciones también en Bilbao.

Además, en el Canal de la Mancha, la compañía realiza varias rutas en cinco puertos, los de Roscoff, Saint-Malo, Cherbourg, Caen y Le Havre.

Por otro lado, según recoge el mismo periódico, la naviera UECC también estaría interesada en operar la línea con barcos de carga rodada, si bien este servicio contaría con poca capacidad para transportar vehículos con chófer.