La Comisión Europea busca cómo reducir la emisión de gases efecto invernadero en el transporte marítimo

La Comisión Europea ha publicado este martes nuevas directrices sobre cómo interpretar el reglamento sobre libre prestación de servicios de transporte marítimo en el interior de un Estado miembro (cabotaje marítimo), cuya principal novedad es que permite ampliar desde los 6 hasta los 12 años la duración de los contratos de servicio público.

Bruselas ha introducido este cambio tras constatar que el vigente límite de 6 años disuade a muchos armadores de presentarse a las licitaciones porque consideran que esta duración es demasiado corta para recuperar las inversiones. Del mismo modo, estos contratos tan cortos provocan que los armadores reduzcan las inversiones y con ellas la innovación y la calidad del servicio.

Por ello, el Ejecutivo comunitario ha decidido introducir más flexibilidad y extender hasta 12 años la duración de los contratos de servicio público, siempre que este plazo esté justificado por criterios objetivos, como la necesidad de recuperar las inversiones.

«Las autoridades de los Estados miembros necesitan reglas claras sobre cómo garantizar conexiones adecuadas con islas y regiones ultraperiféricas que son particularmente dependientes del transporte marítimo«, ha dicho el vicepresidente de la Comisión y responsable de Transportes, Siim Kallas. «Estas directrices interpretativas actualizadas proporcionan esta claridad y reforzarán la seguridad jurídica para todos los actores de cabotaje marítimo en la UE«, ha agregado.

Los mayores mercados para el tráfico de mercancías vía marítima son Reino Unido y España, con 80 millones de toneladas anuales cada uno, seguidos de Italia (60 millones de toneladas). Por lo que se refiere a los pasajeros, Grecia es el que registra mayor tráfico (60 millones al año) seguida de Italia (40 millones).