Bruselas presenta su nueva estrategia para mejorar el transporte aéreo europeo

Actualmente, el sector del transporte aéreo europeo mueve 110.000 millones de euros y emplea a casi dos millones

La Comisión Europea ha presentado su nueva estrategia para potenciar los beneficios e ingresos del transporte aéreo. Desde Bruselas han propuesto que los Estados autoricen negociar acuerdos de transporte aéreo con terceros países y regiones clave a nivel de la Unión Europea para mejorar el acceso al mercado y generar nuevas oportunidades de inversión para las compañías europeas, garantizando la igualdad de condiciones en base a un marco normativo claro.

Estos nuevos acuerdos no solo mejorarán el servicio aéreo, sino que contribuirán a fomentar más conexiones y mejores precios para los pasajeros y a potenciar los sectores turístico y comercial. Además, en estos pactos se promoverán los principios de competencia para hacer frente a las prácticas injustas de terceros países y operadores en terceros países.

Con esta nueva estrategia se pretende reforzar la posición del liderazgo del sector europeo a nivel mundial, su base industrial y su competitividad económica europea. Actualmente, el sector mueve 110.000 millones de euros y emplea a casi dos millones de personas en la UE.

Mayor eficiencia y capacidad

Por otro lado, el nuevo plan intentará dar respuesta a las limitaciones de capacidad, eficiencia y conectividad que se dan actualmente en Europa. Por ello, desde Bruselas inciden en optimizar la utilización de los aeropuertos europeos más congestionados, mejorar las deficiencias de conexión y finalizar el proyecto del ‘Cielo Único Europeo’, iniciativa que otorga la administración, regulación y diseño del espacio aéreo europeo a la Unión Europea.

La fragmentación del espacio aéreo europeo supone un coste de 5.000 millones de euros al año y 50 millones de toneladas de CO2 y se calcula que la falta de capacidad en las terminales en la UE supondrá la pérdida de cerca de 820.000 empleos de aquí a 2035.

La Unión Europea destinará 430 millones de euros hasta 2020 en el proyecto de gestión de tráfico aéreo SESAR, con el que se espera contribuir a la creación de 300.000 nuevos empleos.

Actualizar la seguridad

En las nuevas propuestas de Bruselas también está presente la actualización de las normas de seguridad aérea de la UE para mantener los estándares de seguridad elevados, en un contexto de crecimiento del tráfico europeo y para darle más flexibilidad a la industria y facilitar la competitividad.

Por ello, se estudiarán vías para reducir los costes y la carga de controles de seguridad mediante la utilización de nuevas tecnologías y siguiendo un enfoque basado en el riesgo.

El Ejecutivo europeo también plantea un marco regulatorio para desarrollar el sector de los ‘drones’ para garantizar la protección y seguridad de datos, así como reforzar el diálogo social, las condiciones de empleo en el sector y  las medidas medioambientales para que en 2020 el espacio aéreo de Europa sea neutro en CO2.