Siim Kallas, vicepresidente de la Comisión Europea y Ana Pastor, ministra de Fomento

Siim Kallas, vicepresidente de la Comisión Europea y Ana Pastor, ministra de Fomento, hoy en la Comisión Europea

El comisario de Transportes, Siim Kallas, ha rechazado este jueves incorporar el Corredor Ferroviario Central y el resto de infraestructuras reivindicadas por el Gobierno español de Mariano Rajoy a la lista de proyectos prioritarios de las Redes Transeuropeas de Transporte, alegando que ello sentaría un «precedente diabólico» al dejar sin valor una lista que se elaboró tras dos años de consultas previas.

«No podemos iniciar estas negociaciones de nuevo«, y además ha señalado que durante los dos años de consulta ha habido «varias rondas de negociaciones, muchas posibilidades de discutir y de ajustar la metodología y propuestas concretas«.

Antes de la intervención de Kallas, la ministra de Fomento, Ana Pastor, había dejado claro durante el debate que el Gobierno no comparte la propuesta actual  «al quedar excluidos itinerarios principales y vertebradores de nuestro país«. Pastor ha reclamado a la UE «la introducción en la red básica de la Travesía Central a través de los Pirineos, que es un proyecto esencial para las  comunicaciones en Europa que ya figuraba como prioritario en la planificación europea del año 2004«.

«España seguirá trabajando incansablemente a lo largo de este proceso legislativo para que la importancia de la Travesía Central sea reflejada en el texto final«, ha agregado.

La ministra de Fomento ha solicitado también «la inclusión en la red básica del puerto de Vigo, que es el primer puerto pesquero de Europa y clave del desarrollo de toda la vertiente Atlántica«, así como de los aeropuertos de Málaga, Alicante, Gran Canaria y Tenerife Sur «tanto por su volumen de pasajeros como por su importancia estratégica dentro de una industria de gran peso estratégico europeo como es la turística».

Finalmente, Pastor ha defendido la incorporación de Zaragoza «como plataforma logística por su ubicación estratégica y nodo central de distribución de mercancías».

Mapa redes España

Propuestas respaldadas por los ministros

La propuesta de Reglamento para las Redes Transeuropeas, TEN-T, eliminará los cuellos de botella, mejorará las infraestructuras y agilizará el transporte transfronterizo en toda la Unión Europea.

Kallas ha declarado que éste es un paso adelante muy significativo. “El transporte es un elemento vital para la economía de la Unión Europea. Los ministros han dado hoy un fuerte respaldo político a los planes para construir las conexiones estratégicas de transporte necesarias para alimentar económicamente el futuro crecimiento de Europa«.

Los ministros avalaron que la red de transportes de la Unión Europea deberá ser completada en 2030. Construida con 10 corredores principales, la red establecerá las conexiones de transporte vitales para reafirmar el mercado único y el futuro crecimiento económico. Además de la red principal se une una red global de transporte que deberá ser finalizada en 2050.

Las propuestas de la Comisión establecen los requisitos técnicos para las infraestructuras de la TEN-T, con unos requisitos más estrictos para la red principal de transporte, para garantizar un transporte sin problemas de interoperabilidad en toda la red. Por ejemplo, el ERTMS, el sistema de gestión del tráfico ferroviario europeo debe aplicarse en la mayor parte de la red TEN-T. Igualmente, las normas de seguridad vial también deben estar homogeneizadas.

La nueva red europea de transporte para 2030 conectará 86 puertos europeos mediante el ferrocarril y la carretera, 37 aeropuertos con conexiones ferroviarias en las grandes ciudades, 15.000 km de línea ferroviaria pasarán a alta velocidad y se realizarán 35 grandes proyectos transfronterizos para reducir los cuellos de botella.

El acuerdo alcanzado hoy es un primer paso en el proceso legislativo. La propuesta de reglamento aún debe ser aprobada por los eurodiputados en el Parlamento Europeo en primera lectura. Las votaciones en el Parlamento Europeo están previstas para principios de 2013, con lo que el texto podría adoptarse en la primera mitad de 2013.