La Organización Europea de Puertos Marítimos, Espo, ha valorado la propuesta de la Comisión Europea para de cara a la revisión de la Red Transeuropea de Transporte, TEN-T.

La propuesta, publicada el 14 de diciembre, aumenta la importancia de la dimensión marítima y el papel de los puertos en esta política europea, definiendo estas instalaciones como puntos de entrada y salida de las infraestructuras terrestres de la red.

Además, por primera vez, reconoce explícitamente su función como nodos multimodales transfronterizos que sirven no solamente como hubs de transporte sino también como puertas para el comercio, los clústers industriales y los hubs energéticos.

Tras una primera lectura, desde Espo han querido felicitar a la Comisión por saber reconocer y reflejar el papel de los puertos marítimos, garantizando la estabilidad de la red actual y añadiendo algunas conexiones y nodos importantes.

En este sentido, valoran especialmente la inclusión de todas las conexiones marítimas en el Espacio Marítimo Europeo, y la mejora de las líneas con Irlanda, así como la expansión del corredor hacia los Balcanes Occidentales y la combinación de las rutas con el transporte ferroviario.

Igualmente, señalan que en la actualidad debe apostarse por reforzar ciberseguridad y habilitar líneas internas para la conexión con el hinterland. Como infraestructuras críticas, los puertos europeos también están interesados en el refuerzo de las herramientas orientadas a evaluar los riesgos para la seguridad o el orden público.

Desde Espo, consideran que se trata de una propuesta con una base sólida de trabajo, pero lamentan que los gasoductos no se hayan tenido en cuenta como parte de la infraestructura de transporte, puesto que son de gran importancia para la implementación de la agenda de descarbonización. 

 

banner-suscripción-a-cadena-de-suministro-750x110px