La Unión Europea ha reconocido la necesidad de atender a un sector como el del transporte por carretera con la aprobación del nuevo Reglamento UE 2020/698, de obligado cumplimiento para los estados miembros, por el que se renuevan o extienden el plazo de diversos permisos, formación de conductores y controles periódicos, debido a la pandemia del coronavirus.

Par la asociación española es positivo que el Parlamento y el Consejo Europeos hayan dado luz verde a esta iniciativa legislativa, pues se reconoce así el carácter estratégico de esta actividad. La patronal del transporte internacional por carretera respalda también la presentación del Plan de Recuperación Económica por parte de la Comisión Europea, que incluye al transporte de mercancías e insta a las autoridades españolas a que apoyen su aprobación en el resto de las instituciones de la Unión Europea.

De “inaudito y paradójico” califica la situación por la que la “burocrática” Bruselas sea mucho más veloz que el Gobierno español al plantear ayudas al sector del transporte de mercancías. A primeros de marzo y a la vista de lo sucedido en Lombardía, Astic instó a que no se permaneciera instalado en el “esperar y ver”, sino a prever las medidas adecuadas para contrarrestar la pandemia.

Con carácter retroactivo

Con este reglamento, que será aplicable el 4 de junio, con carácter retroactivo, «se pone al transporte por carretera en el lugar vital que se merece, algo de lo que debería tomar buena nota el Gobierno español, y se resuelven las dudas que han venido surgiendo durante las últimas semanas sobre la eficacia en otros países de las prórrogas que se han estado concediendo en varios países incluyendo a las autoridades españolas respecto a la validez de las ITVs, los permisos de conducir, los certificados CAP, las tarjetas de los tacógrafos y otros documentos que han caducado durante este periodo y no han podido ser renovados”, explican fuentes de la patronal.

Son varias las materias que regula el citado nuevo reglamento, publicado en el Diario Oficial de la UE. En primer lugar, la formación de conductores (art. 2): la validez de los certificados CAP de formación de conductores caducados, que se extenderá durante un periodo de siete meses, con una petición previa al 15 de julio a la Comisión Europea.

Además, la validez de los permisos de conducir (art.3) caducados desde el 1 de marzo al 31 de agosto se prolongará durante siete meses y los Estados Miembros podrán no aplicar esta extensión, pero no pondrán trabas a la utilización en su territorio de certificados extendidos en otros Estados miembros.

Por su parte, la renovación de las tarjetas de tacógrafo caducadas deberá realizarse antes de dos meses, y entre tanto, se autorizará la circulación como si la tarjeta hubiera sido dañada, defectuosa, perdida o robada durante un plazo de seis meses.

Otros aspectos que regula esta nueva norma son la validez de los certificados de ITV caducados en el mismo periodo de tiempo anteriormente citado, los requisitos de capacidad económica para acceder a la profesión de conductor profesional y al mercado del transporte internacional, y la validez de las licencias comunitarias, entre otros.

Next Generation EU

La patronal considera “vital y muy positivo” que el Plan de Recuperación Económica presentado por la Comisión Europea, contemple reforzar al transporte de mercancías, entre los que denomina 14 ecosistemas industriales, como el Turismo, Automoción, la industria intensiva en energía, la construcción o la agricultura, que necesitará de una ayuda específica para su recuperación.

Este fondo económico general rondaría los 750.000 millones de euros en forma de transferencias, que serán invertidos en proyectos europeos de interés común para potenciar las cadenas de valor estratégicas, y el refuerzo de esos ecosistemas industriales.

«Ahora, toca esperar a ver en qué términos se concreta todo ello«, subraya el director general de Astic Ramón Valdivia.