En un escenario marcado a nivel internacional por el profundo proceso de cambio que vive la industria automovilística, debido principalmente a la transformación digital y al reto de la movilidad sostenible, las marcas de vehículos industriales del Grupo Volkswagen han tenido un buen comportamiento en ventas durante el pasado 2019.

Así pues, las marcas que integran Traton, lanzadas por una buena primera mitad de año en Europa y el fuerte crecimiento registrado en el mercado brasileño, han alcanzado un volumen de entregas en todo el mundo de 242.000 unidades durante 2019, un 4% más que un ejercicio antes.

En este sentido, MAN ha realizado durante todo el ejercicio un total de 104.800 entregas de vehículos en todo el mundo, lo que implica un crecimiento anual de 2% con respecto a 2018. De igual modo, en diciembre sus ventas se han incrementado un 3,6% anual, hasta alcanzar un registro mensual de 13.000 unidades.

Al mismo tiempo, Scania también presenta un ascenso anual en todo el 2019 de un 3,1%, para un volumen anual de 99.500 unidades, de las que 8.500 corresponden al mes de diciembre, un 14,8% menos que durante el último mes de 2018.

De igual manera, Volkswagen Caminhões e Ônibus ha crecido un 15% en todo el año, hasta alcanzar un volumen total de entregas de 41.900 unidades.

Por contra, el área de vehículos comerciales del grupo automovilístico germano presenta un descenso de las ventas de un 1,6% en todo 2019, para un total de 491.600 unidades, con otra caída de un 1,1% anual en diciembre, mes en el que se han entregado 43.500 vehículos comerciales de la marca en todo el planeta.

Retroceso en ventas en Europa en 2020

Sin embargo, Traton ha detectado un brusco recorte en las ventas del mercado europeo de vehículos de más de seis toneladas, perceptible sobre todo a partir de la segunda mitad del ejercicio, algo que le lleva a vaticinar un descenso de este segmento de matriculación en el Viejo Continente para este ejercicio entre un 10% y un 20% en todo este 2020.