protesta de transportistas en Francia contra la ecotasa

Protestas de transportistas en Francia contra la ecotasa en 2013

Pocos días después de que la ministra francesa de Ecología, Ségolène Royal, anunciase su intención de seguir estudiando la posibilidad de implantar la ecotasa en el país, Royal ha señalado en una entrevista concedida a RMC y BFM TV que busca un sistema que haga pagar a los camiones extranjeros.

La ministra, con un enfoque que busca congraciarse con el sector del transporte galo y apaciguar las dudas que hayan podido surgir tras sus primeras manifestaciones al respecto, a los pocos días de acceder al nuevo cargo, cree necesario un dispositivo que grave específicamente a los transportistas de otros países ya que estos no están sometidos a otros impuestos franceses, en particular el de los carburantes.

Royal ha señalado que muchos camioneros atraviesan Francia sin repostar, al haberlo hecho previamente en países limítrofes, citando en particular España y Luxemburgo, para pagar el carburante más barato.

Así, la tasa podría establecerse directamente en la frontera u obligando a los transportistas a usar las autopistas pagando sus correspondientes peajes.

En este último caso, la ministra ha precisado que las sociedades concesionarias, que fueron privatizadas por debajo de su valor y dan muchos beneficios, tendrían que hacer una aportación al presupuesto para financiar la construcción y reparación de infraestructuras de transporte.

En busca de la «idea feliz»

Inspirada en el modelo suizo, otra idea sería que los camiones abonen a su llegada al país galo, una «viñeta» en la frontera. Esto evitaría el dispositivo de la polémica eco-tasa, suspendido por las masivas protestas que se produjeron en contra, en particular en la región de Bretaña.

Con la ecotasa se exigiría a los transportistas que pagasen por la utilización de las carreteras exentas de peaje, para financiar la construcción y la remodelación de la red viaria del país.

CETM denuncia la medida por ser discriminatoria

La Confederación Española de Transporte de Mercancías (CETM) denuncia que, de llevarse a cabo, se trataría de una medida «discriminatoria», que debe provocar la reacción de la Unión Europea ante una norma que vulnera de manera «manifiesta» la libre competencia entre los estados miembros , según declaraciones de Dulsé Díaz, director de comunicación de la patronal, a ABC.

Esta medida, influiría especialmente sobre las exportaciones españolas, que han permitido a los transportistas paliar los efectos de la crisis y que con esta nueva tasa sobre el transporte, se podrían ver perjudicados, haciéndoles «perder competitividad» en el mercado galo.

En definitiva, Francia podría estar estudiando una medida similar a la puesta ya en marcha en el Reino Unido, que impone tasas a todos los transportistas por igual, sean o no extranjeros, pero que después compensa para los camiones del país con bonificaciones fiscales, como sucede con el impuesto de circulación inglés.