La investigación se puso en marcha a partir de varios robos de tractoras, semirremolques y de camiones enteros estacionados en empresas en áreas industriales, con un modus operandi que era similar en todos los casos: tres integrantes llegaban en un turismo al recinto y mientras uno vigilaba, los otros dos accedían y sustraían el camión entero o enganchaban el semirremolque.

Una vez conseguían robar el vehículo, lo trasladaban a una nave industrial donde desembalaban la carga para poder venderla posteriormente en el mercado negro, que iba desde bobinas de cableado eléctrico a botellas de licor o cartones de leche. El valor del material sustraído podría ascender al millón de euros.

Tras constatar que la banda actuaba, además de en Cataluña, en la Comunidad Valenciana y Aragón, se estableció un grupo de trabajo conjunto entre los Mossos d’Esquadra y la Guardia Civil, que determinó que los autores de los robos formaban parte de un grupo con una «sólida estructura» con los roles definidos y medidas de autoprotección.

La investigación constató que el grupo estaría formado por diez personas con diferentes roles en el que disponían de camioneros sin antecedentes que utilizaban su propio vehículo o conductores de terceros ajenos a los hechos, otras que hacían una revisión previa y una vigilancia del entorno mientras se cometía el robo, un núcleo principal que marcaba las pautas y otros integrantes destinados a funciones logísticas y de apoyo.

Los agentes han determinado que entre los meses de mayo y septiembre los ladrones supuestamente cometieron al menos 19 robos en poblaciones de la Comunidad Valenciana, como Requena y Ribaroja del Túria, de Aragón, Puebla de Híjar y Zaragoza y de Cataluña, Montcada i Reixac, Vilanova i la Geltrú, Vilafranca del Penedés, Barberá del Vallés, Viladecavalls, El Pont de Vilomara, Manresa, Balsareny y Valls.

En la operación llevada a cabo el pasado 27 de noviembre, los agentes detuvieron a siete personas,de nacionalidad española y de entre 36 y 56 años, todos con antecedentes, aunque no se descartan más arrestos. Tres de los integrantes del núcleo principal del grupo han ingresado en prisión mientras que el resto han quedado en libertad con cargos.