De los 21 detenidos, diez trabajaban en el puerto de Algeciras.

De los 21 detenidos, diez trabajaban en el puerto de Algeciras.

En el marco de la operación Allis Ubbo, la Guardia Civil ha detenido a 21 personas pertenecientes a una organización criminal que traficaba con sustancias estupefacientes en el puerto de Algeciras y que constituía un apoyo logístico fundamental para la entrada de cocaína en España.

De esos 21 detenidos, diez trabajan en el recinto portuario algecireño en servicios como la estiba (cinco de los detenidos son estibadores), empresas de transportes y transitarios de aduanas.

Según las investigaciones de la Guardia Civil, formaban un grupo criminal perfectamente coordinado para introducir y sacar de las instalaciones portuarias grandes cantidades de droga, en lo que los cuerpos de seguridad consideran la principal «colla de rescatadores de droga» que operaba en el puerto de Algeciras.

Tras meses de investigación, la Guardia Civil ha podido comprobar la implicación de una red de estibadores portuarios, transportistas y transitarios que trabajaban para una amplia red de intermediarios perfectamente organizados que ofrecían sus servicios a las organizaciones de narcotraficantes y que culminó en mayo con la intervención de 480 kilogramos de cocaína que salían del puerto de Algeciras.

La droga decomisada se encontraba distribuida en varias mochilas que varios trabajadores portuarios habían extraído de un contenedor procedente de Guayaquil, violentando los precintos correspondientes, y que estaba colocada en la cabeza tractora de un camión que previamente había accedido a las instalaciones portuarias.

La Guardia Civil estima que en el recinto portuario de Algeciras trabajan entre tres y cuatro organizaciones mafiosas en la introducción ilegal de sustancias estupefacientes en España para su posterior distribución tanto en el país como en otros países europeos.