Un grupo de socios financieros franceses liderado por el fondo Amundi y apoyado por la dirección de Chereau acaba de comprar todas las acciones del grupo a Miura Partners, propietario hasta el pasado mes de mayo de The Reefer Group, en el que se integró el fabricante galo en 2016, juntamente con la española Sor Ibérica.

De este modo, la propiedad la marca francesa de semirremolques vuelve a su país de origen, y más concretamente a Normandia, que es la región en que se fundó en 1951. La actividad será comandada por la actual dirección de Chereau, así como por un consorcio dirigido por Amundi Private EquityFunds que incluye a Unexo, Bpifrance, Ouest Croissance y un grupo de accionistas regionales entre los que se encuentran NCI, Normandie Participation, Caisse d’épargne, Normandie Capital, Picardie Investissement y Sodero.

Chereau estima que este nuevo grupo de accionistas, con participación de empresas y entidades públicas del país, comparte plenamente su visión a largo plazo y los valores de la compañía, lo que, a su juicio, les permitirá relanzar una nueva fase de crecimiento, en particular apoyando las inversiones clave relacionadas con la transición energética.

En este sentido, el fabricante galo de semirremolques ha iniciado un proceso para contratar a un centenar de nuevos empleados con el fin de aumentar su capacidad de producción.

The Reefer Group

El Grupo TRG alcanzó una facturación total de más de 240 millones de euros en el ejercicio 2020 y cuenta con más de 1.200 empleados. En su oferta hay una amplia gama de productos diferenciados de alto valor añadido. Tanto Chereau como Sor Ibérica mantienen su independencia de marca en sus respectivos mercados.