Un control eficaz de la covid-19 puede marcar la diferencia para la competitividad internacional de la economía española en el marco de incertidumbre que ha dejado la pandemia a escala planetaria.

Para evitar nuevos brotes y contagios fuera de control, las autoridades sanitarias han diseñado una serie de medidas preventivas y de seguridad a aplicar en los lugares de trabajo.

En virtud de esta nueva situación, las empresas están obligadas a adaptar sus protocolos y medidas de prevención de riesgos a las recomendaciones higiénicas y de distanciamiento para evitar la propagación del patógeno.

Así pues, la Inspección de Trabajo ha diseñado un protocolo de actuación para llevar a cabo una campaña de control a nivel nacional sobre el cumplimiento por parte de las empresas en materia de prevención de riesgos laborales vinculados al coronavirus al que ha tenido acceso Fenadismer.

Estos controles se centrarán en realizar un informe comprensivo de las medidas adoptadas en los centros de trabajo, lo que incluye almacenes y lugares donde se desplacen los trabajadores para realizar actividades, así como una evaluación de riesgos actualizada para hacer frente al riesgo de contagio por el Covid-19 y planificación de la actividad preventiva.

De igual manera, también se verificarán los reconocimientos médicos realizados a los trabajadores en los últimos tres años, la documentación justificativa de los equipos de protección individual entregados a trabajadores, así como las fichas técnicas de equipos de protección individual entregados a los trabajadores.