La Ertzaintza reforzará la campaña de vigilancia y control de camiones y autobuses del 10 al 16 de mayo, con especial atención a los vehículos que transportan mercancías peligrosas por carretera.

En concreto, la policía vasca vigilará que cada unidad de transporte no lleve más de un remolque o semirremolque, así como la documentación a bordo, el uso de placas y señalización naranja, los medios de extinción de incendios, equipamiento diverso y equipos de protección personal.

Por otra parte, tanto en camiones como en autobuses se comprobará también si se exceden los tiempos de conducción permitidos y se realizan los descansos estipulados, si funciona el tacógrafo o si ha sido manipulado para falsear los registros y eludir los controles policiales. En los autobuses se vigilará el uso del cinturón de seguridad por parte de las y los pasajeros.

Más adelante, del 18 al 20 de mayo se reforzará la vigilancia del peso en camiones, con el fin de comprobar si transportan más carga de la permitida y si va bien sujeta.

Estas campañas responden a los objetivos del Plan Estratégico de Seguridad Vial y Movilidad Segura y Sostenible 2021-2025 del País Vasco y forman parte de un Calendario de 46 campañas de vigilancia y control de tráfico y transporte programadas a lo largo de todo el año.

En la anterior campaña de estas características se inspeccionaron 352 vehículos, 18 de los cuales fueron inmovilizados. Así mismo, se registraron 153 infracciones relativas, sobre todo, a horas en exceso o minoración, con 76, y a irregularidades en la documentación, con otras 32.