Las empresas de transporte siguen mostrando su compromiso con unos servicios más respetuosos con el medio ambiente, una línea marcada por grandes clientes y que se está generalizando, y que, además, conduce a una necesaria renovación de la flota de transporte.

En esta línea, Campillo Palmera refuerza su compromiso por un transporte más sostenible con la reciente adquisición de 25 tractoras Iveco S-WAY NP 460 de GNL a través del concesionario Ginés Huertas Industriales.

Anteriormente, la empresa murciana de transporte frigorífico internacional ya había adquirido otras quince unidades del Stralis NP400, que cuenta con una autonomía de hasta 1.600 kilómetros y 460 CV, en 2018.

Campillo Palmera, con base central en la localidad murciana de Molina de Segura, se fundó 1954 y cuenta con delegaciones en Cartagena, Sevilla, Valencia, Barcelona, Albacete y Cuenca, así como en  Italia.

La empresa murciana de transporte frigorífico ofrece servicios de distribución de mercancías en expediciones de carga completa y fraccionada en España, Europa y los países del Magreb.