La nueva plataforma que construirá Caprabo en la Zona de Actividades Logísticas del puerto de Barcelona contará con una superficie cercana a los 24.000 m² y una inversión estimada de 20 millones de euros. El proyecto se pondrá en marcha a finales de 2018 y estará en funcionamiento en 2020, según los cálculos de Cilsa, sociedad gestora de la ZAL.

La cadena de supermercados centralizará en esta instalación el producto fresco que distribuye a diario a sus 330 supermercados y gestionará desde allí la venta on-line de Capraboacasa. Se convertirá también en la nueva sede central del grupo, que aportará nuevos tráficos marítimos de perecederos al puerto catalán.

De su superficie total, unos 18.013 m² se encuentran en la planta baja y unos 5.900 m² en una planta superior. La instalación, que contará con 43 muelles de carga, servirá como centro de consolidación para el embarque de la mercancía que el Grupo Eroski sirve desde la península a Baleares, con un tráfico de 1.200 semirremolques y contenedores anuales.

Esta nueva plataforma, que cumple con los estándares de la certificación Leed Gold, es una de los puntos clave de la transformación de su red logística para dar un mejor servicio a los clientes, garantizando las condiciones de calidad y conservación de cada producto.

Por su parte, la plataforma de distribución del grupo en la localidad de Abrera, de 22.000 m², gestionará cuando esté a pleno rendimiento hasta 6.000 referencias, mientras las referencias de baja rotación se servirán desde el centro de Ciempozuelos. En cuanto a la de El Prat de Llobregat, gestionará el servicio de Capraboacasa para el área metropolitana de Barcelona.