Puerto de Baleares

Los tráficos portuarios de mercancías han crecido en todos los enclaves de Baleares, salvo en La Savina.

Los cinco puertos que gestiona la Autoridad Portuaria de Baleares han sumado un tráfico portuario de 16,2 millones de toneladas de mercancías el año pasado, lo que implica un crecimiento anual con relación a 2017 de un 5%, con 800.000 movidas más que hace un año.

Por enclaves, todos ellos registran crecimientos salvo el recinto de La Savina, que ha visto como su tráfico de mercancías retrocedía un 3% el pasado 2018.

Sin embargo, el tráfico del puerto de Palma de Mallorca se ha elevado un 7%, el de Mahón ha crecido un 6%, el de Alcúdia se ha incrementado un 5% y un 2% en Ibiza.

Por tipo de mercancía, la mercancía general acumula más de 13 millones las toneladas del tráfico portuario de los puertos de Baleares, lo que se traduce en un 7%.

De ese volumen total, 8.571.247 toneladas corresponden al puerto de Palma, con un incremento anual de un 6%, 2.709.468 toneladas a Ibiza, que crece un 4%, 1.076.925 toneladas a Alcúdia , lo que supone una subida de un 30%, 461.584 toneladas a Mahón, un 6% más que en 2017, y 247.671 toneladas al puerto de la Savina, que ha caído un 5%.

En cuanto a graneles líquidos, los cinco puertos del archipiélago han registrado un incremento de un 9%, creciendo en los puertos de Palma (18%), Maó (9%) y Alcúdia (2%), mientras que decrece en Eivissa (-21%).

Por contra, el tráfico de graneles sólidos ha retrocedido un 12% en total. Mientras que en el puerto de La Savina este tráfico se ha incrementado un 33% anual, sin embargo, ha caído en Palma un 22%, en Mahón un 12%, en Alcúdia un 11% y en Ibiza un 7%.