Tanto Carrefour como Procter & Gamble, P&G, mantienen un firme compromiso con la sostenibilidad, que integran de manera transversal en sus estrategias de negocio.

Por eso, han incorporado dos megacamiones con el objetivo de reducir en al menos un 16% las emisiones de CO2 de sus operaciones logísticas conjuntas, optimizando la entrega de productos a las plataformas de la cadena de supermercados.

La incorporación de los nuevos megacamiones registra incluso mayores niveles de eficiencia al transportar carga en un circuito cerrado, evitando así desplazamientos en vacío y sacando de la carretera a cerca de 190 camiones.

También se ha constatado una disminución del consumo de combustible, al poder movilizar el mismo volumen de productos que más de tres camiones convencionales y reducirse los litros utilizados por tonelada de carga.

Con una longitud superior a los 25 metros, el conjunto, de tipo link trailer, tiene una capacidad total de 51 palets, lo que permite transportar hasta 60 toneladas frente a las 40 de un semirremolque convencional.

P&G se ha comprometido a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 50% para 2030, tomando como referencia el dato de 2020. Para ello, son imprescindibles alianzas como las que mantiene con el grupo francés para conseguir una cadena de suministro sostenible.

Por su parte, Carrefour espera reducir en un 40% sus emisiones de CO2 para 2025, y para ello, desde 2017 ya estaba incorporando en su flota camiones y furgonetas propulsadas por gas natural, a lo que ahora se añaden estos megacamiones.