Fenadismer a través de su Observatorio de la morosidad, ha analizado la morosidad en los pagos en el sector del transporte por carretera durante el mes de octubre, además de la evolución de las formas y plazos de pago en el sector para verificar el grado de cumplimiento de la legislación vigente.

El observatorio apunta que el medio de pago preferido por los clientes de los transportistas continúa siendo el pagaré, con un 52% de las ocasiones, seguido del confirming, con un 23%, la transferencia en un 23%, mientras que el pago con cheque solo se utiliza un 2%.

El 73% de los pagos que se realizan a las empresas transportistas por parte de sus clientes incumplen la legislación vigente en materia de morosidad al superar el plazo máximo de 60 días a contar desde la realización del servicio no habiéndose producido variación respecto al mes anterior en el grado de incumplimiento de los plazos de pago.

En el último mes de octubre se observa asimismo una leve disminución en los plazos de pago respecto al mes anteriorel plazo medio de pago se sitúa en 89 días de media.

Una vez más, desde Fenadismer se recuerda que el pasado mes de febrero el Gobierno modificó la legislación sobre morosidad mediante el Real Decreto ley 4/2013, que estable una nueva regulación de la morosidad en España por la cual el plazo máximo de pago debería ser de tan sólo 30 días naturales a contar desde la prestación del servicio, el cual podrá ser ampliado a un máximo de 60 días “si así lo hubieran pactado las partes”.

II Cumbre de morosidad

A este respecto, la Plataforma multisectorial contra la morosidad, de la que forma parte Fenadismer en representación del sector del transporte por carretera, organiza en la sede de la Comisión Europea en Madrid la II Cumbre Político-Empresarial sobre la morosidad, este jueves. La anterior edición de la cumbre se celebró en octubre del 2010.

El objetivo es el de promover un gran pacto en el marco político y empresarial para el cumplimiento de los plazos máximos de pago establecidos tanto por la legislación nacional como por la europea, mediante el establecimiento de un régimen sancionador dirigido a aquellas empresas que incumplan dichos plazos.

Dicho acto, contará con la participación de los portavoces de economía de todos los Grupos Parlamentarios del Congreso de los Diputados, así como por el director general de Industria de la Comisión Europea, quienes expondrán las medidas a plantear para garantizar la aplicación efectiva de la legislación sobre morosidad.