El transporte a temperatura controlada es uno de los segmentos de actividad más exigentes. El mantenimiento de la cadena de frío en estos envíos constituye todo un reto y uno de los elementos imprescindibles de los operadores más especializados y exigentes.

Desde hace más de medio siglo, Carrier Transicold ayuda a mejorar el transporte y envío de cargas con temperatura controlada con una línea completa de equipos y servicios para el transporte refrigerado y la visibilidad de la cadena de frío.

La compañía proporciona soluciones de cadena de frío saludables, seguras y sostenibles, ofreciendo a los clientes conectividad y visibilidad avanzadas con el objetivo de ofrecer innovación para reducir los residuos y garantizar que las mercancías sensibles a la temperatura lleguen en condiciones óptimas a sus destinos en todo el mundo.

Como parte de ese esfuerzo, Carrier Transicold ha desarrollado la plataforma telemática Lynx Fleet, que ofrece visibilidad, control e inteligencia de la cadena de suministro de principio a fin.

Esta herramienta supervisa de forma inteligente sistemas frigoríficos conectados desde cualquier lugar del mundo, proporcionando información vital sobre los productos que se están transportando y los vehículos que los transportan.

Además, la empresa también ha lanzado al mercado el primer sistema de refrigeración eléctrico completamente autónomo, el Vector eCool.

Este avanzado sistema convierte la energía cinética generada por las tractoras en electricidad, que luego se almacena en una batería para alimentar el equipo frigorífico.

A su vez, este circuito cerrado crea un sistema totalmente autónomo que no produce emisiones directas de dióxido de carbono o partículas contaminantes, de tal modo que, cuando el equipo frigorífico funciona con alimentación de batería, el sistema de gestión de energía se enciende automáticamente cuando la carga alcanza un determinado nivel, iniciando el generador para recargar la batería y garantizar la capacidad de refrigeración completa.

A través de la innovación en equipos y mediante la incorporación de sistemas de gestión que permiten un control efectivo y a tiempo real, Carrier Transicold pone a disposición de los especialistas en el transporte a temperatura controlada equipos que garantizan un control exhaustivo de la cadena de frío, con menores costes energéticos y una reducción de las emisiones contaminantes, con el fin de mantener bajo control la huella de carbono de las actividades logísticas y de transporte.

De esta manera, Carrier Transicold impulsa una cadena de frío más saludable, segura y sostenible, con la finalidad de satisfacer las demandas de una cadena de suministro en rápida evolución.