camiones-iveco-stralis-np-400-para-casais-y-cia

Los principales clientes del operador son empresas lácteas, aunque cada vez más, se van diversificando hacia otros sectores de la alimentación.

El operador gallego Casais y Cia, especializado en transporte de productos alimenticios en cisternas, acaba de adquirir 18 Iveco Stralis NP 400, con los que pretende iniciar la transformación de su flota al gas natural. La operación se ha cerrado con Inturasa, concesionario oficial de la marca en Galicia, aunque estos vehículos se producen exclusivamente en la planta del fabricante de Madrid.

La apuesta de esta empresa de transportes por el gas natural viene motivada por la elevada inestabilidad del precio del gasóleo y la entrada en vigor de nuevas normativas para la reducción de las emisiones contaminantes, que se materializarán en mayores restricciones para los vehículos más contaminantes y un aumento de la fiscalidad.

Por otro lado, este tipo de motorizaciones no necesitan los complejos sistemas de post-tratamiento del diésel o el AdBlue, y se eliminan totalmente las posibilidades de robo de combustible. El modelo escogido reduce considerablemente los gases de efecto invernadero y el consumo, así como el ruido del motor.

El operador repite con Iveco, dado que ya tenía otros vehículos del fabricante en su flota, debido a su fiabilidad. Sus principales clientes actualmente son empresas lácteas, aunque cada vez más, se van diversificando hacia otros sectores de la alimentación.

El modelo escogido está propulsado por un motor Cursor 9 Euro VI de 8,7 litros, con una potencia de 400 CV y un par máximo de 1.700 Nm, llegando su autonomía a los 1.500 km. Es el primer camión de gas natural con cambio automatizado de 12 velocidades, gracias a su transmisión automatizada, que garantiza un menor consumo de combustible y un mayor confort en la conducción.