las marcas viales necesitan ser repintadas en 39.000km de la Red de Carreteras espanolas

Las carreteras españolas, según datos de la Asociación Española de la Carretera, además de carencias en el firme, balizamiento y señalización vertical, muestran un grave deterioro de la señalización horizontal, es decir, de las marcas sobre el pavimento.

La señalización horizontal es uno de los elementos del equipamiento viario que guardan mayor relación con la seguridad y la comodidad de los desplazamientos. Así, investigaciones realizadas en Estados Unidos y Holanda, han revelado que pintar marcas viales en carreteras que carecen de ellas, reduce los accidentes en un 36%.

Pero estos análisis van más allá, llegando a establecer un factor reductor de la accidentalidad en función del tipo de marca. La marca vial en los bordes de la calzada puede suponer, en el escenario más optimista, un descenso de los siniestros de un 66%, de un 36% si se pinta solo el eje, y de hasta un 24%, si se pintan el eje y los bordes.

De este modo, aunque no existen estudios al respecto, considerando parámetros de causa-efecto, los expertos apuntan a que, si esto ocurre cuando se incorpora la señalización horizontal a la infraestructura, el deterioro de la misma y la consiguiente pérdida de su funcionalidad podrían producir el efecto contrario.

Por otra parte, la auditoría de la Asociación Española de la Carretera arroja datos preocupantes sobre el estado de las marcas viales en las carreteras españolas. En un total de 39.000 kilómetros, las marcas viales necesitan ser repintadas debido a que la pintura ha desaparecido debido al desgaste, porque se se ha desgastado el  propio material retrorreflectante, o bien por ambas causas a la vez.

En la Red de Carreteras del Estado, según concluye el estudio de la AEC, es preciso repintar 4.600 kilómetros de carreteras, cifra que se sitúa en 34.000 kilómetros para la red dependiente de las Comunidades Autónomas.

Asimismo, la investigación que la Asociación realiza cada dos años, suspende en esta ocasión el estado en que se encuentra la señalización horizontal en 18 de cada 100 kilómetros del conjunto de la malla viaria del Estado, y en 36 kilómetros de cada 100 en las carreteras autonómicas.

El análisis de este elemento viene a complementar los realizados anteriormente respecto de la señalización vertical, los firmes y las barreras de seguridad.

En las próximas semanas, estarán listos para su presentación pública los resultados finales del estudio, cuyo trabajo de campo ha sido desarrollado en los meses de julio y agosto de 2013, por una docena de evaluadores que han recorrido alrededor de 3.000 tramos, de 100 metros cada uno, tanto en la Red de Carreteras del Estado como en la Red dependiente de las Comunidades Autónomas y Diputaciones Forales.

Esta investigación tiene su origen en las Campañas de Inspección Visual de la Red Viaria que la AEC comenzó a realizar en 1985, con el objetivo de conocer el estado de la pavimentación y del equipamiento, así como de determinar la inversión mínima necesaria para alcanzar niveles de servicio adecuados.