Apenas unos meses depués de que la Autoridad Portuaria de Gijón le concediera a Casitran concesión administrativa para ocupar una parcela de 8.951,70 m² de superficie, ubicada en el muelle de la Osa, el espacio se le ha quedado pequeño a la empresa asturiana de transporte de mercancías por carretera.

Así pues, el consejo de administración del enclave gijónés ha dado el visto bueno a finales de febrero a la modificación sustancial de esta concesión, con el fin de que pueda ampliarla.

En concreto, la filial de Casintra podrá ganar 5.000 m² adicionales de superficie para almacén de contenedores marítimos y materiales siderúrgicos semielaborados, así como otros 1.035,00 m² para nave desmontable para la gestión integral de contenedores en la zona 5 de los muelles de La Osa.

Así mismo, la compañía asturiana ya cuenta con una superficie de 6.000 m² en el puerto de Gijón dedicados a la logística del contenedor, en los que ofrece, entre otros servicios, los de paletización y llenados con trincaje, depósito de contenedores, inspección, mantenimiento y reparación, limpiezas con punto limpio, almacén de mercancía, gestión de transporte por carretera, así como estiba y desestiba.

Casintra, matriz de Casitran, nació como una cooperativa de transportistas creada en Asturias a principios de la década de los 70 y que, desde entonces, ha experimentado una fuerte evolución, principañmente a partir de los años 90 del pasado siglo XX, que le ha llevado a convertirse en una compañía con un fuerte componente intermodal.