Los transportistas de Castilla y León han criticado que la devolución del céntimo sanitario, no es la solución a la situación que está viviendo el sector y, por tanto, han exigido al Gobierno regional la retirada del impuesto para el próximo año.

Esta situación se ha traducido este año, en pérdidas del 25,65% en las ventas de combustible hasta el 1 de septiembre, un total de 962 millones de litros menos vendidos. Asimismo, desde asociaciones de transportistas, como Fetracal, han incidido en que esto provoca la «huida» de transportistas y consumidores a otras autonomías, con la consecuente pérdida de beneficios para la región.

De este modo, la propuesta por parte de la Consejería de Hacienda de Castilla y León, supone una devolución al 70% de las empresas y a 45 días de media del trimestre vencido. Todas las empresas del sector, deben pagar inicialmente este impuesto, aunque una vez abonado, se debe esperar 105 días para su devolución.

Plan piloto de avales

Desde el Gobierno de la región, han presentado un plan de piloto, por el que empresas transportistas de la comunidad se beneficiarán de ayudas mediante avales, con valor de 12 millones de euros.

Este plan afectará por ahora únicamente a 10 empresas del sector, hecho que desde Fetracal, han considerado como «agravio comparativo» y competencia «desleal» hacia el resto de empresas.

Asimismo, la Federación también ha criticado que se intente potenciar el sector del ferrocarril frente al de transporte de mercancías por carreta, con medidas como el Impuesto de Hidrocarburos o euroviñetas.

Algunas soluciones planteadas por los transportistas han sido el uso de un gasóleo profesional y eficiente, que la Junta de Castilla y León dote de más medios a las juntas arbitrales, ventajas fiscales al cambio de flota y ayudas a todas las empresas del sector para mejorar la competitividad.

El Gobierno regional no retirará el céntimo sanitario

Ante las reclamaciones del sector, la consejera de Hacienda, Pilar del Olmo, ya recordó que los transportistas no pagan el impuesto especial sobre hidrocarburos desde enero de este año y, que el plan piloto de ayuda al sector mediante avales, se extenderá si se obtienen buenos resultados.

Además, del Olmo recalcó, que el Impuesto de Hidrocarburos «permitirá recaudar 110 millones de euros el próximo año, por tanto, no se puede prescindir de unos ingresos que financian parte de los servicios sanitarios», recordando que se estableció en un momento de «necesidad», en lugar de subir otros impuestos o cerrar servicios.

Finalmente, en cuanto a la línea de avales, la titular de Hacienda incidió en que se intenta ayudar al sector y se llevará cabo una experiencia «piloto» con la Consejería de Fomento, los centros logísticos CyLog y las empresas más grandes de la Comunidad.