Peajes en las autopistas

La C-16 es una de las autopistas más caras de España.

El consejero de Territorio y Sostenibilidad de Cataluña, Santi Vila, ha anunciado que la próxima primavera se aplicarán nuevos descuentos en los peajes de la C-16 para conseguir que sea más utilizada, al tiempo que se llevarán a cabo actuaciones en la C- 55.

Vila ha dado por «cerrado» el acuerdo para un nuevo modelo de bonificaciones en la C-16, que une Sant Cugat con Tarrasa y Manresa, en la provincia de Barcelona, y que se ha comprometido a dar a conocer antes de acabar este 2014.

El consejero del gobierno regional catalán ha admitido que se necesitan medidas para resolver la «infrautilización» de la C-16, que explota la concesionaria Autema, integrada principalmente por Ferrovial y Abertis. Al mismo tiempo, se ha referido a la necesidad de realizar actuaciones en la C-55, la vía alternativa a la autopista, y que está «colapsada».

En concreto, el acuerdo permitiría solucionar los problemas que experimenta la concesionaria de la autopista, tras sufrir un descensos en sus ingresos. Como consecuencia de ello, la empresa adolece de problemas de liquidez a la vez que aumenta la deuda de la Generalitat contraída con la empresa. Actualmente, supera los 83 millones de euros, de los que 47,5 son deuda vencida y exigible, según ha informado el diario Expansión.

El abaratamiento de los peajes de la C-16 es una antigua reclamación del tejido económico y social de las comarcas que atraviesa, ya que se trata de una de las autopistas más caras de España.

Ambas actuaciones, las bonificaciones en los peajes de la C-16 y la mejora de la C-55, están previstas en los presupuestos del departamento de Territorio y Sostenibilidad para 2015, que Vila ha subrayado que espera que puedan aprobarse, pese a las dificultades políticas actuales del gobierno catalán para encontrar apoyos en el Parlamento de la Comunidad Autónoma para las cuentas de la Generalitat.