Los accesos ferroviarios son una prioridad para el puerto de Barcelona

En total, se prevé una inversión de 104 millones de euros, financiados al 50% entre la Autoridad Portuaria de Barcelona y el Ministerio de Fomento.

La administración catalana ha aprobado un acuerdo para el traspaso gratuito a Adif de un tramo de vía perteneciente a Ferrocarriles de la Generalitat de Cataluña (FGC) y su inclusión en la Red Ferroviaria de Interés General (XFIG). El objetivo es la ejecución y explotación del nuevo acceso ferroviario sur al puerto de Barcelona.

La primera fase consistirá en la habilitación de una vía única que discurrirá por el margen izquierdo del río Llobregat, aprovechando parcialmente el tramo de la vía de FGC, situado entre el nuevo acceso viario desde la Ronda Litoral a Cornellà de Llobregat hasta después del puente de entrada a Mercabarna.

Tras este cruce, la nueva conexión se separará para dirigirse a las instalaciones ferroviarias de la nueva terminal del Muelle Prat. También se establecerá una conexión con la terminal de Can Tunis, donde se habilitará una terminal de expedición y recepción de trenes.

La vía única actual se adaptará a las nuevas condiciones de explotación de uso compartido de la infraestructura, ajustándose tanto al ancho ibérico como al estándar europeo, y en el futuro a las vías de ancho métrico.

En total, se prevé una inversión de 104 millones de euros, financiados al 50% entre la Autoridad Portuaria de Barcelona y el Ministerio de Fomento. Conviene destacar que la cesión implica un ahorro de 100 millones de euros respecto al proyecto inicial.

Por otro lado, según el convenio, el Ministerio de Fomento se compromete a impulsar las acciones normativas necesarias para que los trenes de la FGC puedan circular, sin coste, en el tramo cedido.