La Consejería catalana de Territorio y Sostenibilidad ha encargado la elaboración de una guía para la implementación de la digitalización en las empresas de transporte terrestre de mercancías.

A juicio de las autoridades regionales, la digitalización permite tener un mayor control y una gestión de las tres variables fundamentales, como son los flujos de información o documental, de mercancías y vehículos, así como al flujo monetario.

El transporte de mercancías no es ajeno a la transformación digital y la idea del Gobierno catalán es que el cuaderno guíe al usuario a tomar la decisión de escoger una tecnología a implementarla con una planificación diseñada merced a las recomendaciones propuestas en la elaboración de un proyecto de transformación digital.

El documento considera que los usuarios siguen una tendencia creciente para controlar los envíos con una trazabilidad total, con información en tiempo real, y sobre todo mediante un transporte adaptado a sus preferencias, optimizado y con un menor coste.

Por estos motivos, algunos de los retos más importantes para las empresas del sector pasan por el mantenimiento de las infraestructuras, la trazabilidad de las mercancías y la optimización de la última milla.

Con el fin de solventar estos retos, algunas de las soluciones que pretenden abordar estos retos pasan por la economía compartida, el ‘Big Data’, ‘blockchain’ y contratos inteligentes, así como el uso de la realidad aumentada para la formación de operarios y la asistencia remota en reparaciones delicadas o la incorporación de vehículos autónomos.

Así pues, el documento pretende ofrecer una visión comprensiva de las tecnologías que existen hoy en día, junto con aquellas que en un futuro pueden convertirse en una realidad, proporcionándoles una visión general para la ayuda a la toma de decisión para afrontar con éxito un proceso de digitalización en el sector logístico y de transporte.