Cataluna reivindica una gestion del Corredor Mediterraneo integral y armonizada a nivel europeo

El consejero de Territorio y Sostenibilidad, Santi Vila, ha reivindicado una gestión del Corredor Mediterráneo integral y armonizada a nivel europeo, que vaya más allá de la inversión en la propia infraestructura.

En este sentido, Vila ha explicado que, para que el corredor sea rentable, es necesario abordar una agenda adicional que incluya aspectos económicos, técnicos, operativos, ambientales y sobre todo, de gestión. «Sin una red unificada no habrá una Europa unida», ha comentado durante la reunión de constitución de la «Stakeholders Forum», celebrada en Perpiñán.

Este órgano se encuentra integrado dentro del proyecto CLYMA de la Red Transeuropea de Transportes que debe revisar los estudios y trabajos, para impulsar una sección vital del Corredor Mediterráneo: el tramo Lyon-Madrid, pasando por Montpellier, Perpiñán, Girona, Barcelona, Tarragona y Zaragoza.

Para el consejero catalán, en 2013, Cataluña ha conseguido sacar adelante actuaciones «trascendentales», como la conversión en ancho internacional de la línea que une Tarragona con el área metropolitana de Barcelona o los accesos viarios y ferroviarios al puerto de Barcelona.

No obstante, Vila ha señalado que «disponer de ancho internacional no es garantía de que pasen muchos más trenes de mercancías». Por ello, considera «imprescindible» hablar de múltiples aspectos como «los cánones de paso, las carencias de apartaderos, las condiciones del material móvil, de las dificultades de homologación o de la falta de coordinación entre estados», como el desfase de un año entre la apertura de línea de alta velocidad Figueras-Barcelona y la entrada en funcionamiento de los trenes internacionales.

«Para una economía exportadora como la catalana, es importante resolver el exceso de regulaciones y crear una agenda común europea», ha recalcado el consejero, recordando que Europa es el destino del 60% de los bienes y mercancías que se producen en el país, especialmente productos alimenticios, metálicos y químicos, siendo el mercado más importante de Cataluña.