Centro de Carga de Barajas

La superficie objeto de los nuevos desarrollos, suma unas 1.000 hectáreas, de las que 778 corresponden a Madrid y 227 a Barcelona.

Aena ha adjudicado los tres lotes de su ‘‘ a CBRE, Idom y Arup, que deberán analizar y planificar el futuro desarrollo de los terrenos que rodean al aeropuerto de Barajas-Adolfo Suárez, en Madrid, y al de El Prat, en Barcelona, y que actualmente no tienen asignado ningún uso.

En el caso de Idom, se encargará de realizar un análisis y elaborar un plan para los terrenos libres potencialmente comercializables de Barajas, mientras que Arup hará lo mismo en El Prat, y CBRE realizará un contraste comercial específico en relación a las propuestas planteadas.

Estas propuestas permitirán planificar el desarrollo estas áreas de forma coherente e integral, maximizando su valor para futuros usuarios, potenciales inversores y fuentes de financiación.

El objetivo es que los trabajos comiencen en octubre, con una duración aproximada de 10 meses, en esta superficie que suma unas 1.000 hectáreas, de las que 778 corresponden a Madrid y 227 a Barcelona.

La actividad comercial de los aeropuertos, así como los nuevos aprovechamientos de estos terrenos, son las principales apuestas de la compañía para incrementar sus ingresos tras la congelación de las tasas aéreas, que implica que la compañía tendrá que asumir un déficit de tarifa no recuperable de 1.220 millones de euros entre 2017 y 2021.

Por otro lado, Aena ha aprovechado este plan inmobiliario para estudiar el traslado de su sede a Barajas, con el objetivo de que otras empresas comiencen a instalarse también cerca de los aeropuertos de Madrid y Barcelona.

De este modo, se construirán nuevos hangares y naves, muchos de ellos dirigidos a aprovechar el auge del e-commerce, además de oficinas y hoteles.