Desde la entrada en vigor de la nueva norma el pasado día 8 de octubre de 2013, la mayoría de los conductores que están realizando la renovación del permiso ADR están teniendo dificultades para superar los exámenes teóricos, a pesar de su experiencia, cualificación y profesionalidad demostrada durante años.

La modificación de la formación de los conductores titulares del permiso habilitante para la conducción de vehículos de transportes de mercancías peligrosas, hace visibles las previsiones que CC.OO. había denunciado, al no tener en cuenta el impacto negativo para el empleo.

El colectivo de trabajadores se sitúa en un rango de mayor edad y bajo nivel de estudios, por lo que la preparación y superación de dichos exámenes teóricos les supone un gran esfuerzo. Esto se agrava con el estrés, por poder perder la autorización habilitante, ya que en caso de no superar dichas pruebas, significaría la pérdida de su puesto de trabajo.

En este examen se valora más la parte teórica que la práctica y conocimiento de la profesión. Según CC.OO., «El escaso índice de accidentalidad y siniestralidad existente en el transporte de mercancías peligrosas por carretera avalan la cualificación profesional de este colectivo». 

Para CC.OO. no tiene sentido que los conductores mejor formados y de mayor cualificación profesional del transporte de mercancías peligrosas por carretera puedan ser expulsados de la profesión por las medidas adoptadas por la DGT. Además de no contar con la problemática especifica del sector.

El sindicato apuesta por la formación profesional y por la seguridad vial pero rechaza toda prueba consistente en superar un examen para la renovación del permiso ADR. Solicita la continuidad del anterior sistema de renovación y reciclaje de conductores con ADR, a través de cursos de formación realizados por centros autorizados y supervisados por funcionarios de tráfico para garantizar la legalidad de los cursos impartidos.

En opinión del sindicato, se debe facilitar y garantizar que la formación de los conductores, que deben renovar su permiso ADR cada cinco años, se adapte al nivel de conocimientos de este colectivo. «Hay que evitar pruebas que no deriven en la pérdida de puestos de trabajo».

La CETM ya manifestó su posición en contra

La patronal aseguró que no existe ninguna razón formativa, que justifique que para la renovación periódica del carné ADR, los conductores deban hacer, además de un curso de reciclaje en un centro de formación autorizado, un examen en la Jefatura Provincial de Tráfico.

Estas pruebas deben de hacerse en el propio centro de formación, como se estaba haciendo anteriormente. Además, esta medida perjudica tanto a trabajadores, como a empresas, ya que deben de destinar cuatro días para esta formación.