Instalaciones de Unipost en San Fernando de Henares

Tras más de un mes de negociaciones, Unipost ha presentado un ERE con 450 despidos, un recorte salarial del 9,5% y una ruptura total con el actual convenio. Por ello, CCOO rechaza la decisión de la empresa y denuncia que “rompe cualquier atisbo de acuerdo”.  Asimismo, anuncia que emprenderá acciones judiciales y coordinará con el resto de organizaciones sindicales un calendario de movilizaciones.

La Sección Sindical de Unipost de CCOO denuncia que el ERE de 450 despidos representa el 18% de la plantilla, con la oposición de todos los agentes sociales y demostrando su nula voluntad negociadora. La empresa propone además un 9,5% de rebaja salarial, movilidad forzosa sin indemnización alguna y conversión sin límite de jornadas completas a parciales.

Además, CCOO advierte que la intención de Unipost es acabar con el actual convenio para rebajarlo al nivel del de entrega domiciliarialo que supone laminar todos los derechos y las tablas salariales de 2009 con sus correspondientes actualizaciones de 2010; es decir, un recorte salarial de más del 30%”, denuncia.

Unipost, asegura el sindicato, ha rechazado la propuesta del mediador que consistía en 400 despidos voluntarios que deberían cubrirse en un período de 15 días. Transcurrido este tiempo, si no se cubrían, serían forzosos a 23 días y 12 meses de tope, 8% de reducción salarial, conversión de jornadas completas en parciales de 30 horas semanales evitando un despido por cada cuatro jornadas parciales, excluyendo a los trabajadores entre 55 y 58 años.

CCOO rechaza “tajantemente” la propuesta de Unipost, porque, “después de más de nueve reuniones entre empresa y agentes sociales desde que el 4 de junio la empresa Unipost anunciara un ERE, y a pesar de los intentos de alcanzar un acuerdo mediante la propuesta realizada por CCOO de 250 bajas voluntarias, con la reducción del salario del 5%, ha dilapidado cualquier posibilidad de acuerdo y se ha mantenido en sus postulados iniciales”.

Desde el inicio de las negociaciones, CCOO asegura que ha mostrado “voluntad negociadora” con el claro objetivo de “minimizar al máximo el impacto sobre el empleo y el salario en una plantilla más que castigada en estos últimos tres años”.

El sindicato recurrirá el ERE anunciado y el recorte salarial, emprenderá acciones políticas y se pondrá en contacto con el resto de organizaciones sindicales para llevar a cabo un calendario de movilizaciones contra un ERE que califica de “inadmisible, inasumible, irresponsable y que pretende acabar con la segunda empresa postal de nuestro país”.