Un año de vigencia de la obligatoriedad de los cursos de capacitación para conductores profesionales.

El sindicato CCOO critica la intención de la Dirección General de Tráfico (DGT) de permitir a las empresas de transporte consultar si sus empleados han perdido la vigencia del carnet de conducir. 

Según el sindicato, con esta medida, sin realizar consulta previa a todas las partes implicadas, la DGT se somete a las demandas de muchas patronales del transporte por carretera, “obviando el consenso y el diálogo con los representantes sindicales”.

De nuevo, sostiene CCOO, “se establece una normativa en beneficio de los intereses empresariales, sin valorar el perjuicio e indefensión que pueda ocasionar a los trabajadores afectados”.

Como se recordará, el pasado 22 de mayo la directora general de la DGT, María Segui, emitió la instrucción para que aquellas empresas dedicadas al transporte por carretera que lo soliciten, puedan obtener información relativa al permiso de conducción de alguno de sus empleados, con tan sólo acreditar que se encuentra dado de alta en el régimen general de la Seguridad Social como trabajador de la empresa, teniendo asignadas las claves específicas de ocupación para las contingencias de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales.

Una vez recibida la solicitud, tras las comprobaciones pertinentes, la Jefatura de Tráfico, previo abono de la tasa correspondiente, emitirá informe según los datos que figuren en su registro de conductores e infractores.

Asimismo, la instrucción justifica la ausencia del consentimiento expreso del conductor a que se faciliten datos de carácter personal, amparándose en el art. 11.2.c de la Ley de Protección de Datos que señala que “la información a disposición del empresario será si el permiso o licencia de conducción del trabajador mantiene o ha perdido su vigencia, único dato directamente relacionado con el cumplimiento de la relación laboral existente entre ambos. Por ello, no deberá facilitarse ningún otro dato del registro”.