Buzón de correos

El secretario general de la sección sindical de Correos en CCOO Murcia, José Antonio Galera, ha denunciado «el asedio que está sufriendo Correos por parte de los lobbies empresariales para acabar con la empresa pública», mientras el Gobierno «mira para otro lado», y ha anunciado que, de seguir esta situación, «habrá un otoño caliente» y CCOO convocará manifestaciones el próximo otoño y, «en última instancia, iremos a huelga».

Así, el secretario general ha afirmado que «Correos y la prestación que hace a los ciudadanos pueden estar en peligro», ya que «se está restringiendo el derecho del ciudadanos a recibir la carta en su domicilio de lunes a viernes que la propia directiva europea reconoce».

Además, esto «se puede materializar en una pérdida de 285 puestos de trabajo de forma inminente», a lo que se suman los 100 puestos amortizados desde 2010, una reducción del 70% en la contratación y el consiguiente «aumento de kilómetros que tienen que recorrer los carteros para cubrir sus zonas de reparto y las de los compañeros que no son sustituidos por enfermedad o vacaciones».

Ha denunciado que «hay empresas que no quieren que Correos crezca, y no quieren tampoco que desembarquemos en la única actividad que podría mantener Correos como actividad, que es la paquetería», de modo que «estas empresas están bloqueando al Gobierno» para que «por desidia, vaya Correos muriendo lentamente».

Así, el secretario general de CCOO en Correos de Murcia ha manifestado que «la paquetería es la vía de ensanchamiento que tiene Correos en la situación actual», ya que «la actividad de la carta está decayendo con el uso de las nuevas tecnologías». De esta forma, «la paquetería tiene un potencial enorme, y los lobbies empresariales no nos dejan entrar».

Esta presión sobre Correos se observa ya, según ha manifestado Galera, en la reducción del personal, que ha pasado de 67.000 trabajadores a 50.000 desde 2007 en España, y en la amortización de 8.000 puestos de trabajo en los últimos dos años.

«De seguir así, habrá cada vez más zonas geográficas en las que Correo deje de prestar su actividad», ha señalado, y ha reiterado su denuncia de que «el Gobierno sólo mira para otro lado, y de este modo, se posiciona a favor de los mercados».

Paros en Madrid

Estas movilizaciones han comenzado ya en Madrid, donde los sindicatos CCOO, UGT, Sindicato Libre y CSI-F han convocado a los más de 9.000 trabajadores de Correos a una jornada de paros de 12 a 18 horas el 24 de junio. El objetivo ha sido protestar contra la política de recortes que la empresa pública está llevando a cabo en los más de 350 centros.

Además, se ha realizado una concentración, a las 13.00h, en la sede de la dirección de Correos en la Comunidad de Madrid, situada en el centro de la capital. Entre las causas, los sindicatos señalan las mismas apuntadas por el sindicalista murciano, esto es, la reducción en un 20% de la contratación en los dos últimos años y el aumento de los kilómetros que tienen que realizar los repartidores.

«Es inadmisible que uno de los servicios públicos mejor valorados por la ciudadanía», se abandone «por el criterio ‘austericida’ de un Gobierno que anda despistado en una actitud de clara desidia» en lo que a los servicios públicos se refiere, han declarado en un comunicado.

Las organizaciones sindicales han advertido de que no van a consentir que se sigan vulnerando los derechos de los trabajadores y por ello han pedido la rectificación de la empresa postal pública si no quiere tener un verano «calentito».