Inspección de camiones en carretera por la Guardia Civil

El nuevo Plan introduce la realización de inspecciones en prácticas que distorsionen la competencia leal.

Tras la reciente presentación del Plan de Inspección del Ministerio de Fomento para el próximo año, desde el sindicato CCOO se plantean si el enfoque de la inspección es el adecuado para el sector.

En concreto, el sindicato apuesta por un reenfoque que suponga la corrección de ciertas prácticas, la coordinación efectiva entre los organismos de tráfico y trabajo así como la dotación de medios necesarios para cumplir con la línea europea.

Para CCOO, los planes de inspección deben reflejar objetivos claros para acabar con ciertas lacras, para frenar los problemas fundamentales, que hoy por hoy, giran en torno al dumping social.

Sin embargo, según el sindicato la inspección española ha dejado de participar en Eurocontrol-Route, lo que implica que ha dejado de coordinarse con otras inspecciones europeas.

Plan de Inspección para el 2016

El Ministerio de Fomento ha presentado su Plan de Inspección para el próximo año «de forma separada a empresarios y sindicatos». En opinión de CCOO, «mientras que a los primeros se les atiende a sus observaciones y recomendaciones para incorporarlas como mejora para la actividad inspectora, con mensajes de tranquilidad a las empresas y anuncios de rebajas de hasta un 70% en las sanciones, los sindicatos encuentran trabas para incorporar sus aportaciones y observaciones».

Desde CCOO entienden que es positivo que se elaboren planes anuales de inspección, pero con la participación de todo el sector, «no sólo del Comité Nacional del Transporte por Carretera, compuesto sólo por patronales».

También han solicitado que se trabaje coordinadamente con Tráfico y con las policías autonómicas, y que se amplíe la inspección a las empresas cargadoras, que se ponga acento en las empresas con excesivos antecedentes infractores, etc.

En cuanto al uso de las nuevas tecnologías, para el sindicato es fundamental adaptar y renovar el equipamiento, habida cuenta que el tacógrafo digital permite la inspección de un mayor número de discos respecto al analógico.

También el futuro tacógrafo ‘smart’, que incorporará nueva información, detectando más fraude, e incluso más capacidad de preseleccionar a los infractores en ruta.

Control tiempos conducción y descanso

La norma dice que se ha de inspeccionar al menos el 3% de las jornadas de trabajo, que en España resultan casi tres millones de jornadas. La mitad en empresas y la mitad en carretera.

Aunque las inspecciones en sede de empresa van aumentando, todavía no se llega al mínimo obligatorio, tan sólo en las de a pie de carretera, tal y como informa el sindicato, siendo este el principal aspecto de las infracciones sociales.