El Tribunal Superior de Justicia de Murcia ha desestimado la demanda interpuesta por CCOO para la impugnación del convenio de mercancías por carretera de Murcia suscrito entre la patronal Froet y los sindicatos UGT y USO. Con ello, según CCOO, se deja «en la más absoluta indefensión» a los conductores de la región murciana.

En un primer momento, la Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO de Murcia impugnó el convenio regional de transportes de mercancías por carretera, denunciando tres cláusulas consideradas como ilegales.

La primera es aquella que permite a las empresas no pagar a los conductores «ninguna de las horas extraordinarias y de presencia durante la ruta que realicen, alegando que a cambio les pagan un kilometraje».

La segunda cláusula autorizaría a «no costear el gasto de una habitación» a los conductores cuando pernoctan fuera de su domicilio, eximiendo a las empresas de pagar la compensación por penosidad, de unos ocho euros por noche.

Por último, CCOO habría denunciado el convenio por la cláusula que permite al empresariado a descontar «directamente de su sueldo a los conductores», las multas de tráfico o de transportes que se imponen a las empresas, por lo que el conductor no podría defenderse ni ante la autoridad sancionadora ni ante el juzgado competente.

Además, según el sindicato, en el juicio celebrado ante la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Murcia, el Ministerio Fiscal que por ley tiene que ser parte en los procesos sobre la legalidad de los convenios colectivos, informó y propuso al Tribunal que declarara nulas, por ilegales, las tres cláusulas denunciadas. Sin embargo, el TSJ de Murcia «ha dictado sentencia declarando la validez del convenio con esas cláusulas».

Críticas

Desde CCOO Murcia se ha criticado la «intransigencia» de Froet y la posición «derrotista» de los sindicatos UGT y USO sobre el convenio de mercancías y se ha considerado que la sentencia del TSJ Murcia deja indefensos a los conductores al permitir que se descuenten las multas al conductor «sin que antes la autoridad o un juez diga si es culpa del chófer del camión o de la empresa».

El sindicato ha lamentado, asimismo, que el TSJ no haya defendido el derecho a la intimidad y a la dignidad de los conductores al considerar el camastro del camión un lugar adecuado para el descanso. En general, ha advertido que la sentencia «pone en riesgo a todos los usuarios de la carretera».

Si los conductores cobran por kilómetros pueden aumentar los accidentes, ya que «para llegar a un sueldo aceptable», al no pagárseles las horas extras, «intentarán conducir el máximo de kilómetros posibles, sin casi dormir, descansando menos y yendo lo más rápido posible», afirma CCOO.

Por todo ello, la organización ya ha presentado un recurso de casación y está preparando su formalización ante la Sala de lo Social del Supremo. Entre las causas alegadas está el posible fraude a la Seguridad Social «al permitir no pagar y por tanto no cotizar las horas extraordinarias y de presencia durante las rutas».

En este sentido, según el sindicato, el TSJ se «aparta» con esa sentencia de la doctrina del Tribunal Supremo y no aplica, «como debería», las normas superiores de la Comunidad Europea. Además, este convenio contendría «pactos contrarios a las leyes estatales españolas», como el Estatuto de los Trabajadores o la Ley de General de la Seguridad Social, «que obligan a cotizar las horas trabajadas».

Por último, se ha denunciado el hecho de permitir a una empresa quitar de su sueldo al conductor el importe de una multa que se ha impuesto a la empresa sin que antes una autoridad o un juez le hayan declarado culpable o responsable al chófer, ya que «atenta contra el derecho constitucional a la tutela judicial efectiva y a no quedar indefenso».

Desde CCOOO se ha convocado a todos los conductores «a defender sus derechos» y a denunciar a las empresas ante la Inspección de Trabajo «cuando obliguen a realizar más horas extras de las legales, ante Tráfico por poner en riesgo a los usuarios de la carretera o ante Sanidad cuando las cabinas de los camiones no reúnan condiciones higiénicas».