MRW ofrece un nuevo servicio de envío urgente de material de recambio

La pérdida del único cliente en el centro de Coslada ha provocado un ERE, para el que también se ha llegado a un acuerdo.

Tras varios meses de negociación, CCOO retirará las demandas interpuestas contra las empresas Longitud 3M y Vigón Oeste, pertenecientes a MRW, y CTC Externalización, que en virtud de los acuerdos alcanzados, deberán aplicar el convenio de Logística, paquetería y las actividades anexas al transporte de la Comunidad de Madrid.

En Vigón Oeste, se firmó un acuerdo a finales del año 2016 por el que la empresa se aproximará gradualmente a dicho convenio, ya que que tradicionalmente se aplicaba el de la mensajería, con condiciones salariales muy inferiores.

Por su parte, Longitud 3M decidió externalizar sus actividades logísticas en julio de 2016 con CTC Externalización, quedando la empresa dividida en tres. La parte no operativa, que continúa siendo gestionada por personal de MRW, se adaptará gradualmente al convenio de la logística, mejorando los salarios y unificando las condiciones laborales.

La parte de almacenamiento ha sido externalizada por completo tanto en el centro de trabajo de Coslada como en el de Daganzo, ambos en Madrid. Sin embargo, la pérdida del único cliente en Coslada ha provocado que deba llevarse a cabo un ERE, para el que se ha llegado a un acuerdo después de diversas movilizaciones por parte de los trabajadores.

En su caso, tanto las instalaciones de Daganzo como el centro de atención de llamadas mantendrán su actividad a través de CTC Externalización, que tiene convenio propio de empresa. No obstante, el sindicato ha pactado con la empresa salarios y condiciones muy por encima de las fijadas.