terminal de Noatum en el puerto de Valencia

Este jueves 6 de junio se ha iniciado la huelga en el sector de de empresas estibadoras, navieras y consignatarias en la provincia de Valencia convocado por CCOO y UGT por lo que ellos consideran la “intransigencia de la Asociación Marítima Valenciana” a la hora de negociar el convenio colectivo del sector.  Además de para este jueves, la huelga también está convocada para el viernes 7 y para los días 17, 18,24 y 25 de junio y del 1 al 5 de julio.

Los sindicatos denuncian que la Asociación Naviera Valenciana (ANV) “ha dilatado la negociación del convenio” durante todo el año 2012, y lo transcurrido del 2013. Se niegan, aseguran, “rotundamente a la firma de un convenio colectivo que actualice los salarios y los derechos sociales”. CCOO y UGT alegan que la ANV les ha transmitido reiteradamente que “si no se renuncia a la antigüedad, no habrá convenio”.

Los sindicatos piden una vigencia del convenio de 2012 al 2016; la adaptación de los grupos profesionales y definición de categorías y ascensos; no a la supresión de la antigüedad; si a la ultraactividad en el convenio; incrementos salariales vinculados al IPC para los años de vigencia del convenio; fijación del cómputo anual de la jornada para todos los trabajadores del sector; control en la flexibilización horaria del 10% con un tope de 80 horas; abono de todos pluses en vacaciones y en las pagas extraordinarias y 3 días de libre disposición retribuidos y otros permisos.

Hay que recordar que esta huelga coincide con los paros anunciados para este jueves y viernes por los transportistas de Transcont CV, por lo que la actividad en el puerto de Valencia podría estar completamente paralizada.

Fuerte impacto económico 

Por su parte, la Asociación Naviera Valenciana alertó este miércoles de que la huelga de once días convocada por los sindicatos en el puerto de Valencia «supondría un impacto económico muy difícil de asumir» en la Comunidad Valenciana y también a nivel nacional.

La asociación empresarial, formada por 52 empresas, armadoras, consignatarias y estibadoras que operan en el puerto de Valencia, mantiene que los efectos de esos paros se notarían tanto en las importaciones y exportaciones, «verdadero motor» de la economía española, como en el sector industrial, con lo que acentuarían su «delicada situación» actual.

La organización asegura que sigue «totalmente abierta a la negociación» con los sindicatos pese a la convocatoria de huelga y a posturas que «deteriorarían gravemente la competitividad» del puerto, con el objetivo de acordar «un convenio satisfactorio para todos y que redunde en asegurar el futuro de la actividad» del recinto.

Asimismo, recuerdan que el 60% del tráfico de contenedores del puerto de Valencia es de trasbordo y «puede decantarse por otros cercanos que les ofrezca mayores ventajas y menor conflictividad«.

En cuanto a la ultractividad del convenio en vigor, la patronal ha trasladado a los sindicatos que está dispuesta a prorrogarlo más allá del 8 de julio en los términos recogidos por el acuerdo firmado el 23 de mayo a nivel nacional entre la patronal CEOE y los sindicatos UGT y CCOO, mientras «se siga negociando el nuevo convenio de buena fe«, lo que a su juicio implica que «se mantenga la paz social y se retire la convocatoria de huelga«.