La Confederación Española de Empresarios de Estaciones de Servicio (CEEES) se ha unido a la Asociación Española del Bioetanol (Bio-E) después de que durante el pasado mes de agosto las juntas directivas de ambas organizaciones aprobarán la adhesión.

La Asociación Española del Bioetanol es un colectivo multisectorial cuyo objetivo es fomentar el biorefino de cultivos y residuos, solución sostenible para la producción de combustibles y alimentos, beneficiosa para el país y para el desarrollo rural.

Por su parte, la Confederación Española de Empresarios de Estaciones de Servicio es una entidad de carácter nacional constituida hace más de 40 años bajo el objetivo de ser el órgano de reunión de todos los empresarios de estaciones de servicio españoles.

Hasta el momento la mayoría de los socios de Bio-E estaban vinculados al ámbito agrario (agricultores, cooperativas y proveedores de materias primas) o tenían industrias relacionadas en el ámbito rural.

Combustibles líquidos renovables y sostenibles

Con la incorporación de CEEES, tendrá representación en Bio-E el sector de la distribución de carburante, reforzando el compromiso de este sector con el desarrollo de la comercialización de combustibles líquidos renovables y sostenibles. El bioetanol es un combustible producido en nuestro país con materias primas o residuos autóctonos.

El de primera generación es un producto que beneficia al agricultor europeo y al medio ambiente, evita un 75,5% de las emisiones de CO2 cuando se usa en un turismo.

El bioetanol avanzado o de segunda generación se produce a partir de residuos y está totalmente alineado con los criterios de sostenibilidad, valorización y economía circular de la UE.

La producción de bioetanol en las biorrefinerías españolas produce al mismo tiempo proteína alimentaria y otros bioproductos, reduciendo no solo la dependencia energética del país, sino también la dependencia alimentaria, altamente condicionada por las importaciones de soja de fuera de la UE.