Los efectos de la crisis derivada del Covid -19 han llevado a Celestyal Cruises a poner en venta su crucero Celestyal Experience para «continuar su actividad con los barcos con los que operaba con éxito antes de la pandemia«, según ha confirmado la compañía, que asegura haber llevado a cabo «un análisis exhaustivo y una evaluación cuidadosa«, antes de dar este importante paso.

La venta del Celestyal Experience «proporcionará a la compañía una mayor liquidez que, en combinación con una deuda nula con terceros, constituye una base financiera sólida, asegurándose de esta manera un reinicio exitoso para marzo de 2022″, explican desde la firma de cruceros, que confirma que seguirá operando con el Celestyal Crystal y el Celestyal Olympia.

Ambos buques han recibido importantes inversiones en los últimos años, para mejorar la experiencia de los pasajeros, en la línea de la imagen de marca de Celestyal.

La decisión de aplazar el crecimiento de su flota permite a la compañía centrarse en recuperar su impulso después de la pandemia, y, «cuando llegue el momento adecuado, retomará la búsqueda de opciones para la ampliación de su flota», asevera.

La compañía asegura que contactará con todos aquellos clientes con reservas de cruceros a bordo del Celestyal Experience y serán reacomodados en las salidas del Celestyal Crystal.