El futuro ha llegado a la flota de vehículos de Cemex, que acaba de adquirir dos megacamiones de Mercedes de última generación que podrían incluso circular de forma autónoma si la legislación lo permitiera.

Estas unidades transportan en cada viaje hasta 39,2 toneladas de producto en un doble remolque, por lo que el operador puede realizar con la máxima efectividad el traslado de mercancías entre Alicante y Almería cada día.

Por su parte, en la ruta entre Alicante y Castillejo, los megacamiones se utilizan una vez cada seis días. Se trata de los dos primeros camiones de estas características que operan hasta el momento en el sector cementero en España.

En los próximos días, se incorporará un nuevo megacamión a sus rutas y no se descarta una nueva ampliación de la flota. Estos vehículos permiten un ahorro de hasta 10 toneladas de CO2 mensuales, lo que resulta esencial para contribuir al objetivo de reducir las emisiones del negocio del 30% al 35% para 2030.

Asimismo, disponen de muchos sistemas de seguridad, como las cámaras integradas de la cabina, que sustituyen a los espejos retrovisores. En cuanto a los conductores, han sido formados para poder afrontar cualquier eventualidad que surja en la ruta con cursos de conducción segura y en condiciones adversas, que reciben periódicamente.